Cartera Marisa by Salvatore Ferragamo

En su interior caben mucho más que llaves, teléfono, billetera, agenda, gafas, cosméticos y otros tantos objetos infaltables en las carteras femeninas. Pero más allá de su función banal, el modelo Marisa, que colección tras colección se ofrece en diferentes texturas y colores, representa con creces el glamour y refinamiento que definen a la casa italiana.


B asta exponerla en una vidriera para que las miradas se focalicen en su adorable figura, con reminiscencias de los años 60, década en que Salvatore Ferragamo decidió incluir accesorios bajo el ala de su exclusiva marca de zapatos. Así aparecieron perfumes, relojes y carteras.

La que hoy nos ocupa cuenta con detalles de herrajes de paladio y la inconfundible insignia de la marca en su sistema de cierre. Es lo suficientemente robusta como para soportar jornadas de mucho trajín y no por eso menos liviana. Confeccionada en cuero por manos expertas y en un tamaño que no excede los 22 centímetros de largo, el modelo Marisa posee un bolsillo en la parte interna y otros dos en su exterior que nos permiten resguardar y organizar mejor nuestras pertenencias. Por su diseño clásico, es posible adaptarla a cualquier outfit, aportando la cuota justa de estilo al twinset de turno.

Totalmente diseñado y desarrollado en La Chaux-De-Fonds, Suiza, esta innovación de TAG Heuer viene a confirmar porqué la compañía continúa en el podio del liderazgo mundial al hablar del tiempo y la velocidad. Este nuevo modelo rinde tributo al legendario Heuer Mikrograph creado en 1916, que hizo historia por más de medio siglo en los deportes de alta velocidad. Tal como su antecesor, el Calibre 360 Chronograph, cuenta con dos ruedas de equilibrio diferentes, escapes independientes y sistemas de transmisión que permiten activar el rendimiento del cronómetro sin interferir con el movimiento del reloj. Sin embargo, una de las grandes diferencias es que en esta nueva pieza, el cronógrafo está totalmente integrado.

Disponible en una edición limitada de oro rosado de solo 150 piezas, el magnífico diseño se completa con un cristal de zafiro transparente en la parte trasera, que permite admirar los mecanismos que conforman los corazones que le dan vida y laten a diferentes velocidades, con acabados Côte de Genève.

Presentado en dos variedades y elaborado con 62 joyas y 396 componentes, el TAG Heuer Carrera Mikrograph 1/100 Second Chronograph es la nueva obra de arte de la Haute Hologerie Suisse.


ROOMIN Nº15

Viajes Extraordinarios